Cuando el destino está llamando a tu puerta y se disfraza de accidente de puenting

Puede parecer mentira, pero… yo estuve allí presente.

Al final del todo la chica se tiró (y dos veces porqué tenía contratados dos saltos). Y aunque se pudo partir la cara y lo que no es la cara, al final no pasó nada. Afortunadamente yo salté antes, así que no tuve que decidir si saltar o no después de ver semejante hostión (y lo que supone en cuanto a confianza con los socios de los que te fías).

Este era yo un ratito antes del lance

WhatsApp Image 2017 04 10 at 22 51 49

 

[Vía]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>