3 pensamientos en “Diferencias entre el 15M y las JMJ”

  1. En la JMJ se habló no solo de caridad. También de solidaridad. O cuéntame qué es dar una semana de tu tiempo para dárselo a otros, como hicimos los voluntarios. Conozco a gente que la noche de la Vigilia no durmió por atender a algunos peregrinos que tuvieron que quedarse fuera del aeródromo. Sin agua y sin comida. De un lado a otro del aeródromo, cargados de bolsas de comida. Descargando camiones un poco después. Sin tener obligación de hacerlo.

    Soy estudiante de ingeniería aeronáutica y católico. Y no consiento que nadie del 15m me diga que no pienso, que solo dogmatizo. Para llegar a los últimos cursos, en los que me encuentro, he tenido que aprobar exámenes que pocos imagináis. Estudiar conceptos y asignaturas con niveles de abstracción y complejidad inimaginables. Sé pensar. Sé razonar. Y no veo ninguna incompatibilidad entre ser católico y hacerlo.

    En cuanto a los bancos… es cuestión de quejarse. Ahora resulta que nadie puede ayudar. Ni el estado, ni ellos. Por si lo desconocías, los bancos hacen también una gran obra social. Pero al igual que ocurre también con la Iglesia, solo se habla de lo que interesa.

    El Papa no es infalible. Si conocieseis algo más de la Iglesia, sabríais que la infalibilidad solo se da en casos ex-cathedra. Hay que matizar. No somos una panda de borregos, ni un rebaño. El Papa, en su condición humana, puede equivocarse. Por supuesto.

    Al 15m, cuando le han dado de palos, ha sido por alterar el orden público. Por insultar, por increpar. Y se ha hecho. Lo he visto con mis propios ojos. Derecho a manifestarse, sí, pero sin alterar el orden público. Hay que poner límites. Una cosa es la libertad de expresión y otra cosa es caer en la provocación y alteración de la convivencia.

    Deberías leer un poquito más sobre la Iglesia. Nadie niega, nadie, que la Iglesia es la institución que más lucha contra la pobreza en el mundo. Hace ya casi un año, el Papa habló sobre la hambruna en el Cuerno de África. Qué cosas. Solo los católicos le hicimos caso. Y allí se fueron Mensajeros de la Paz, con el Padre Ángel. Busca cifras de ayuda. Verás.

    Las últimas comparaciones son, una vez más, fruto del desconocimiento total de la Iglesia. Pero total y absoluto.

    Créeme, tenemos muchas más cosas en común que cosas que nos separan. Muchas más. Pero vosotros, indignados, seguid así. Indignando a los católicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>