Archivo de la etiqueta: erasmus

31 cosas por las que nunca olvidarás tu Erasmus

Es tan sumamente épico y emotivo que no he podido no ponerlo. Por cierto, esta foto es mía y la hice en Rodas, era uno de los panes de cada día.

DSCF0224

1) Los nervios de bajar del avión / tren / autobús / una combinación infernal de las tres cosas sabiendo que empezabas de cero, ignorante de que esa adrenalina del está todo por hacer no iba a ser una compañera recurrente durante toda tu vida.

2) Huir de los españoles al principio para terminar juntándote con ellos porque son los que te entienden cuando dices “fistro”.

3) Convertirte en un muy solicitado cocinero. Da igual lo menguadas que sean tus habilidades culinarias; siempre hay alguien que requiere tus servicios para elaborar una tortilla de patatas y el resultado, por desastroso que sea, será muy aplaudido.

4) Erasmus orgasmus. Cuando alguien habló por primera vez de la riqueza que da el intercambio cultural, estaba pensando en esto.

5) Las conversaciones de “Where are you from?”. Vivir en un bucle conversacional eterno en el que cuentas de dónde eres, qué estudias y relatas el precio y condiciones de las casas en las que has vivido en lo que va de beca.

6) Tener la vida social de un dj ibicenco en temporada alta. Entrar en la residencia o en clase como Tony Manero en la discoteca, saludando a todos y prometiendo asistencia a eventos a los que no piensas acudir.

7) Aprender tacos en todos los idiomas posibles. Ya sabemos, son las primeras palabras que se aprenden de un idioma y las últimas que se olvidan. Kurva.

8) Organizar cada fin de semana una gymkana para recorrer todos los destinos posibles a lo largo de un curso. O planear un mes en los siguientes parámetros: el primer fin de semana a Londres, el segundo a Bélgica, el tercero nos acercamos a Hamburgo y el cuarto creo que celebran una feria del embutido muy buena en Rotterdam.

9) El papeleo y la burocracia. Perseguir a tu coordinador de la beca hasta terminar tratándole de tú y preguntándole por sus hijos. Contar miles de veces los créditos. Hacer magia potagia con las conversiones de asignaturas para terminar sacándote de encima las peores asignaturas y lograr asistir a clases interesantes. Acabar con la certeza de que ese episodio de las 12 pruebas de Asterix en el que tienen que obtener el formulario A38 y van enloqueciendo progresivamente a ti no se te resistiría.

10) La inocencia. Para muchos el año del Erasmus fue la primera vez que vivieron fuera de la casa familiar y para muchos otros la primera vez que vivieron en un país extranjero. Sí, se podía ser tan joven y virgen de tantas cosas. Cómo no recordarlo con una sonrisa.

11) Lograr hacer amigos que en un mes se convierten en lo más importante de tu vida. Muchos desaparecieron tras el último examen pero otros te siguen haciendo bendecir el día en el que rellanaste la casilla de la universidad de destino.

Leer las otras 20 razones en el artículo original.

Extra:

Spiderman